Me echo de menos

He perdido la buena costumbre y he dejado de ser invencible. Quizás me hayan superado al circunstancias, el caso es que me ha ganado el querer demasiado dando tan poco a cambio…

Me derrotó la lluvia en el campo de batalla en el que se convirtieron tus ojos, marinero sin rumbo, capitán ahogado. Navego a ciegas en el amplio océano con el timón dirigido a Finisterra, después de haberme perdido en tus vicios insanos elevados al infinito como el aquel laberinto de Creta…


No dejé más pista que la esencia anormal del miedo a perderte y a perderme a mí. Y te perdí y me perdí como si desde el principio hubiese estado escrito…

Aunque me echo de menos más a mí que a ti.

B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s