Como me faltas tú

Hay veces en las que exploto, en las que tengo más corazón que cabeza, en las que me dan ganas de salir corriendo de casa e ir portal por portal y timbre por timbre en tu búsqueda.

El valor me falta, y las ganas, como siempre, me sobran…

Te veo por el oscuro pasillo del instituto y, mientras mi voz te dedica un simple “hola” y una media sonrisa, mi corazón te recita el más bello poema de amor escrito nunca.

Tan simple es que me saques la mayor de las sonrisas del día…

Y corro, rápido, más rápido de lo que mis no muy largas piernas me permiten. Te busco a ti, entre todas las personas del mundo, no me vale otra, solo tú, tu esencia.

Sonrío por un minuto mientras que un coche del mismo modelo que el tuyo pasa a mi lado. La sonrisa dura lo mismo que tardo en comprobar la matrícula, no eres tú, nunca eres tú…

Y, a veces, desearía no haberte conocido por el hecho de que así no habría sufrido, por el hecho de no poder decírtelo todo. Pero seguiré aunque me falte el valor, aunque me falten muchas cosas, como me faltes tú…

B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s